Image-empty-state.png

Holy Motors

Inv.: Pablo Repáraz, profesor de Comunicación Audiovisual y antiguo miembro de la Junta de Gobierno del Cineclub Fas


Un día en la vida de un ser con múltiples caras: asesino, mendigo,  ejecutivo, monstruo, padre de familia... (atentos a la interpretación de Dennis Lavant de todos estos roles). Pero, ¿qué es, en realidad, Holy Motors? ¿Una película excitante, opaca, desgarradora y completamente chalada o una sensación de tonterías vacuas y pretenciosas? ¿Una obra extraña y maravillosa, mutante e inconmensurable u obscena y totalmente  demencial? 


¿Una lección de cine libre y salvaje, críptico, violento y  genial... o un delirio torpe, enfermizo, deslavazado y febril? ¿Un salto sobre la barrera de la normalidad o una obra inescrutable, hipnótica, a ratos muy idiota pero casi siempre bellísima? ¿Una experiencia sensorial de alta graduación o un film no apto para todos los paladares?  Es seguro que todos y estos adjetivos podrían aplicarse a Holy Motors,  pues todo cabe en una película en la que hasta los coches hablan.

SESIÓN 2130 - 19/3/2013
HOLY MOTORS ∙ Francia ∙ 2012 ∙ 115 min.
Dir.: Léos Carax ∙ G.: Léos Carax ∙ Fot.: Yves Cape y Caroline Champetier · Prd.: CNC / Les Films du Losange / Pierre Grise Productions ∙ Int.: Dennis Lavant, Edith Scob, Kylie Minogue, Michel Piccoli, Eva Mendes