Zinemaldia 70 (Montse Fonsecaren aipamena)

Zinemaldia 2022 (Montserrat Fonseca)


Los primeros días de la 70 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián (SSIFF) ya hicieron presagiar que íbamos a disfrutar de buen cine, con 2 películas de la Sección Oficial (SO), curiosamente operas primas las dos: Runner, que obtuvo el premio especial del Jurado, y Suro de Mikel Gurrea (San Sebastian, 1985), director y guionista que ha recibido no sólo el Premio Irizar al Cine Vasco, si no también el prestigioso premio FIPESCI. Suro (corcho) plantea una historia de contagiosa actualidad, una vuelta a la naturaleza de gente joven de ciudad con planes y actitudes que serán difíciles de encajar en un medio que no es al que están acostumbrados. Si es que quieren que encajen, claro. Decisiones tomadas bajo la inmediatez de unos intereses y que tienen sus consecuencia; hay alternativa, hay otras opciones que implicarían otras situaciones. En palabras de Pol López actor principal “lo que define a los personajes es la la dificultad para gestionar sus propias contradicciones”. El resultado es una apabullante película que te mantiene pegado a la butaca. En la sala no se oía ni respirar.


Un película pequeña, imponente cinematográficamente, es Runner, el primer largometraje de Marian Mathias (Chicago, 1988), que aborda el encuentro de dos jóvenes en el medio oeste americano. Marian Mathias, no se conforma sólo con dirigir. Además de la realización, ha escrito y editado un relato que, en apenas 76 minutos, nos muestra un periplo iniciático por la América profunda que preludia un nuevo comienzo, también como realizadora. Rigurosa, austera, certera, Marian Mathias filma con excelsa coherencia un viaje funerario muy abierto a la vida. Deambulamos con ella y sus dos protagonistas por la pantalla con total relajo y hermosura de imágenes que nos retrotraen los inicios de otros grandes directores. Con este proyecto la directora fue seleccionada en las residencias Cinéfondation de Cannes, Torino FeatureLab y Production Bridge Program del Festival de Venecia.


La ganadora de la Concha de Oro, es mucho mas impactante visual y emocionalmente. La película "Los Reyes del Mundo", dirigida por Laura Mora (Medellín, 1981), que regresa al Festival con su segundo largometraje, un cuento subversivo y fantástico protagonizado por cinco chicos de la calle de Medellín. El filme cuenta la historia de cinco jóvenes que se sienten los reyes del mundo en busca de su Ínsula Barataria para poder reinar, o al menos sobrevivir con la dignidad que el mundo y la sociedad que les ha tocado en suerte, no le sabe proporcionar. Hacía tiempo que no se oía una ovación en el Kursaal. El pasado miércoles en su pase de la mañana la hubo.


Los jóvenes Carlos Andrés Castañeda (Rá), Davison Florez (Sere), Brahian Acevedo (Nano), Cristian Campaña (Winny), Cristian David (Culebro) se han estrenado como actores en ‘Los reyes del mundo’. Son los supervivientes del mundo que les ha tocado vivir: el de las migajas, las humillaciones y la violencia, que ellos mismos ejercen y a la que se ven sometidos. Pero también es un relato de la amistad, la dignidad y los sueños. Mora visualizó muchas de las imágenes de esta película cuando realizaba el mismo viaje que los protagonistas hacen en pantalla, de Medellín al Bajo Cauca, territorio marcado por el conflicto en Colombia. En la rueda de prensa que siguió a la proyección, los actores compartieron emocionados sus situaciones personales antes del rodaje de la película: Camilo estaba en un internado cuando el equipo de la película lo buscó, Castañeda pasaba por «momentos muy duros» cuando su «angelita», la responsable del casting, lo «rescató»; David venía de Medellín, «de pelear todos los días», de saber lo que es «vivir el menosprecio por pedir comida», hasta que con el cine aprendió que «la violencia no lo es todo».


La japonesa ganadora de la Cocha de Plata al Mejor Director,  Hyakka / A Hundred Flowers; su director Genki Kawamura, el actor Masaki Suda y la actriz Mieko Harad, estuvieron presentes en el festival. Una película interesante sobre el cuidado y los recuerdos, no del que pierde la memoria sino de su familia, en este caso su hijo.


En la sección oficial (SO), además de los filmes premiados, merecen mención Sparta como una película que estás esperando todo en todo momento. La película te mantiene en tensión, te acerca al abismo, al que solo caerás con tu propia reflexión. Qué daño hace el ver una película con los prejuicios que generan las comentarios burdos, sacados de contexto y en muchas ocasiones con desconocimiento del tema. El sustituto de Diego Lerman, con Juan Minujín y Alfredo Castro, presenta un film, casi thriller, en el que descolgarse por sus innumerables capas.


La sección nuevos directores (ND) ha contado con la sorprendente Miyamatsu to Yamashita / Roleless, dirigida por 3 directores noveles Masahiko Sato (Shizuoka, 1954), Yutaro Seki (Kanagawa, 1987) y Kentaro Hirase (San Francisco, 1986) que resumida de forma simple, aborda las vicisitudes del operario de un teleférico que también trabaja como extra de cine.  O como la ganadora de la sección, la directora turca Jeanne Aslan (Sorgun, 1976) y el realizador francés Paul Saintillan (Versalles, 1971) codirigen Fifi / Spare Keys, la historia de una adolescente que durante el verano entabla una relación con el hermano de una amiga. El resultado es una película, fresca, de una sencillez y credibilidad apabullantes que lo transmite todo sobre los mundos tan diferentes de sociedades que están tan próximas.

Otra ópera prima de New Directors es Something You Said Last Night, de Luis De Filippis (Toronto, 1990), que triunfó en su estreno mundial en la sección Discovery del Festival de Toronto (TIFF) llevándose dicho premio, y en Zinemaldia se llevo el Premio San Sebastian. La película sigue los pasos de una joven mujer trans que tras ser despedida de su trabajo se marcha de vacaciones con su familia italocanadiense. Una mirada diferente sobre el cine trans. En palabras de su directora, le interesa más lo que ocurre a diario en esas familias que transitar sobre visiones mas trilladas.


Perlak, sección muy celebrada y aplaudida, procedentes de filmes premiados en otros festivales y, en la que el publico decide su ganador, contó con películas excepcionales como Argentina 1985 de Santiago Mitre, ganadora del Premio Publico de Donostia en esta edición. La psicodélica No te preocupes querida de Olivia Wilde bien merece una visión en pantalla grande. Sorpresas y giros están asegurados. El entrañable cuento de navidad Living, la revisada película de Kurosawa Vivir, reescrita por el premio Nobel de Literatura Kazuo Ishiguro y dirigida por el sudafricano Oliver Hermanus, es un filme de época rodado de forma poderosa y con un protagonista (Bill Nighy), que no necesitaba a casi nadie más en pantalla. También participaron en esta sección Hirokazu Koreeda con Broker, con una magnifica película familiar, fiel a su estilo, pero con ‘malos’.


Patricio Guzmán (Santiago de Chile, 1941) inauguró la Sección Horizontes Latinos con su última película, Mi país imaginario / My Imaginary Country. Narra con profunda emoción las revueltas en Chile en 2019 que dieron origen a que se modificara su injusta constitución. Aun no se ha cerrado el asunto. Pavel Giroud (1973) cubano afincado en España, presentó El caso Padilla / The Padilla Affair, una no ficción en torno al poeta cubano Heberto Padilla. Filme desconcertante cuando menos, e interesante como documento histórico no exhibido previamente. Pavel ya estrenó Omertà (2008) en el Festival de San Sebastián y recibió el premio del Foro de Coproducción Europa-América Latina por el proyecto El acompañante (2013).

Image-empty-state.png